Tren Maya: El ecocidio de AMLO

346
0

Decenas de organizaciones ambientalistas y activistas exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador detener la construcción del Tramo 5 del Tren Maya porque prevén la deforestación de al menos 720 hectáreas, la fragmentación de la selva, afectación alacuífero subterráneo y mayor pobreza para la población.

En un posicionamiento conjunto, solicitaron al presidente que no permita que sus asesores le informen de manera “parcial, sesgada y no apegada a la realidad” sobre las afectaciones y lo invitaron a recorrer a pie la zona afectada por el Tramo 5 de la megaobra que irá de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.

“No entendemos las cuentas del presidente cuando dice que en mil 500 kilómetros del Tren sólo se impactarán 100 hectáreas. Si solamente en los 120 kilómetros que se están impactando ya del Tramo 5 se van a deforestar un mínimo de 720 hectáreas”, argumentaron al menos 48 organizaciones ambientalistas y 138 activistas, a través de su posicionamiento.

Enfatizaron que se debe detener la obra de inmediato hasta que se realicen las Manifestaciones de Impacto Ambiental correspondientes y, con ello, se eviten mayores “destrozos”.

Consideraron que también se deben instalar “mesas de la verdad” con todo aquel sector que pueda verse afectado por la construcción del Tren Maya.

“La fragmentación de la selva a raíz de la absoluta deforestación va a causar más pobreza, más pérdida de la biodiversidad y los mexicanos afectados directa e indirectamente por este destrozo irracional sufrirán las consecuencias por las próximas cinco décadas, eso asumiendo que ahí se detenga la deforestación”.

El pasado 6 de marzo, decenas de personas pidieron al presidente su apoyo para que no se termine con la biodiversidad de Quintana Roo con la construcción del Tren Maya.

López Obrador afirmó que “sus adversarios, con el apoyo de pseudoambientalistas y sus voceros”, han montado una campaña en contra del Tren Maya y que en mil 500 kilómetros del Tren “solo se impactarán 100 hectáreas”, pero al mismo tiempo se reforestan 200 mil hectáreas.

“No somos ‘pseudoambientalistas’. Muchos de nosotros llevamos décadas luchando por la protección del medio ambiente. Todas las administraciones de los últimos 30 años son testigo de nuestra lucha, de nuestro compromiso y de nuestro interés en cuidar el patrimonio de todos los mexicanos. Hemos mostrado los errores y los aciertos de administraciones priístas, panistas, perredistas y morenistas. El presidente no tiene la menor base para descalificarnos como pseudoambientalistas”, respondieron.

Entre los firmantes del posicionamiento se encuentra Primero Conservation, Jaguar Wildlife Center, Grupo Tortuguero del Caribe, Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Cenotes Urbanos, Biodiversidad Mesoamericana, Centinelas del Agua, Fondo Internacional para el Bienestar Animal y Alianza Acuífero Ancestral.

La mañana de este miércoles 23 de marzo, durante su conferencia de prensa, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la campaña en contra del Tramo 5 del Tren Maya está conformada por pseudoambientalistas.

“Ahora es el Tren Maya, convencen o contratan a artistas, a pseudoambientalistas, supuestamente preocupados por la defensa del medio ambiente y empiezan una campaña en contra del Tren Maya. Cuándo estos artistas, pseudoambientalistas, se pronunciaron por la destrucción que se iba a llevar a cabo del lago de Texcoco” 

Obrador acusó que la campaña en contra de la construcción del Tramo 5 está encabezada por el escritor Francisco Martín Moreno, que “escribe todo lo que es contrario a los intereses del pueblo”.

En días pasados, decenas de organizaciones ambientalistas y activistas exigieron al presidente López Obrador detener la construcción del Tramo 5 del Tren Maya porque prevén la deforestación de al menos 720 hectáreas, la fragmentación de la selva, afectación al acuífero subterráneo y mayor pobreza para la población.

En un posicionamiento conjunto, solicitaron al presidente que no permita que sus asesores le informen de manera “parcial, sesgada y no apegada a la realidad” sobre las afectaciones y lo invitaron a recorrer a pie la zona afectada por el Tramo 5 de la megaobra que irá de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.


En la campaña nacional de concientización ciudadana “No al Tramo 5, sí a los ríos y cenotes” participan actores y cantantes como Eugenio Derbez, Bárbara Mori, Natalia Lafourcade, Kate del Castillo, Rubén Albarrán, Ofelia Medina y Aislinn Derbez.

El gobierno de México canceló este domingo 24 de abril, el encuentro que se tenía pactado para mañana lunes en Palacio Nacional entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y artistas y activistas de la iniciativa #SélvameDelTren para dialogar sobre el Tren Maya.

“Varios de los invitados han declarado públicamente que no asistirán a Palacio Nacional. Por esta razón, se informa a la opinión pública que se ha suspendido dicha reunión”, informó Presidencia a través de un comunicado.

El gobierno de López Obrador invitó a los activistas y artistas interesados a visitar el estado de Quintana Roo y platicar con pobladores, comunidades indígenas y familias de ejidatarios, para constatar que fueron consultados sobre la construcción del Tramo 5 del Tren Maya.

“Así se enterarán que sí se informó y consultó a la gente”, se lee en el comunicado.

“A lo largo del Tren Maya, la gente sabe del proyecto y se ha consultado comunidad por comunidad; además de que su construcción se lleva a cabo protegiendo el medio ambiente y patrimonio arqueológico; y no se afectarán cenotes, ríos subterráneos ni cavernas”, insisten.

“Los otros datos que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el Tren Maya son incorrectos, es evidente que está mal asesorado”, afirmó Otto Von Bertrab, fundador de la asociación Centinelas del Agua y uno de los activistas que se reuniría este lunes con el mandatario.

En entrevista con Latinus dijo que seis especialistas de Quintana Roo llegaron el domingo por la noche a la Ciudad de México para mostrar, con pruebas, los daños ocasionados a la selva por la construcción del Tramo 5 del Tren Maya.

Los especialistas, dijo Von Bertrab, se enteraron que la Oficina de la Presidencia de la República canceló su encuentro con López Obrador cuando ya habían aterrizado en la Ciudad de México y pese a los intentos por reactivar el encuentro se van sin ser escuchados y desacreditados desde Palacio Nacional.

“No veníamos a escuchar al presidente, para escucharlo tenemos las mañaneras; veníamos a ser escuchados, entonces, si no nos iba a escuchar no tenía sentido ni siquiera haber sido invitados”, señaló.

Aseguró que lo único que le interesa a buzos, activistas, espeleólogos y otros especialistas que conforman el movimiento “Sélvame del Tren” es el medio ambiente, no el dinero ni una posición política.

“Queremos que respete el derecho a la libre expresión porque esto de que nos anden denostando como pseudoambientalistas o tratándonos de vincular a teorías de conspiración, pues no es real. Somos auténticos, somos ciudadanos”, agregó.

Von Bertrab resaltó que llegaron a la Ciudad de México para hablar con López Obrador sobre un tema de seguridad nacional, pues se está ejecutando un proyecto que no es viable y atenta contra la vida.

“Para cualquier proyecto tienes que hacer primero el proyecto, luego los estudios, luego la consulta pública. En este caso empezaron con la deforestación y en el inter se empiezan a dar cuenta que hay cenotes. Quisieron construir el techo antes de levantar las columnas”, dijo.

Resaltó que las puertas del diálogo seguirán abiertas, al igual que la invitación para que López Obrador recorra a pie el tramo 5, que va de Cancún a Tulum, en Quintana Roo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí